Seguridad laboral [God Mode]

Los hay que no desperdician jamás la oportunidad de vivir emociones fuertes. Los casos más graves de esta adicción no pueden esperar al fin de semana para poner en peligro su integridad física, lo quieren hacer incluso en horas de trabajo.

Es lo que llamamos seguridad laboral [God Mode], o, de forma más sencilla, pasarse la seguridad laboral por el arco del triunfo.

Y ya sabemos que, por desgracia, en demasiadas ocasiones las imprudencias se pagan caras.

¡Esperemos que no fuera el caso!

seguridad laboral god mode

Esta imagen hará que tu trabajo no te parezca tan malo

¿Tu trabajo no te parece demasiado bueno? ¿Crees que el tuyo es el peor trabajo del mundo? Bueno, es muy probable que la siguiente imagen haga que reconsideres tu opinión.

¿Será que esa constructora ha contratado a Vlad Tepes (el empalador) como responsable de seguridad laboral? xD

trabajo duro

Eso no parece demasiado seguro

Aunque el ser humano tiene un fuerte instinto de supervivencia, parece obvio que hay ocasiones en las que parece que tengamos auténtico desprecio por el peligro. Solo hay que contemplar la siguiente galería de imágenes para darnos cuenta de lo imprudentes que pueden llegar a ser algunos…

Seguridad laboral lowcost

No tenemos ni idea de donde situar la siguiente imagen, pero difícilmente alguien se extrañaría si hubiese ocurrido en su barrio (porqué lo que son los cenutrios no entienden de naciones y haberlos haylos por todos lados).

¿Que hay que instalar un foco? Pues habrá que tomar medidas de seguridad, ¿no? ¿Y que dice el manual de seguridad laboral lowcost para estos casos? Pues eso, ¡escalerilla y un madero en el trasero y andando!

Bueno, quizá el truco está en que el trabajador, con tal de no quedar empalado (por vía rectal, se entiende), hará lo imposible para que no se produzca ningún accidente laboral, ¿no?

seguridad laboral lowcost

Mujer con suerte se libra de ser aplastada por un árbol

Estaremos de acuerdo que librarse por centímetros de ser aplastado por un árbol entraría dentro de lo que entendemos como tener suerte, aunque estar justo allí, en el momento preciso y prácticamente en la trayectoria de ese pesado tronco (mortal de necesidad si te pilla de lleno) bien podría estar en lo que entendemos como “mala suerte“… un auténtico dilema.

Pero al final lo que importa es que esta chica va a poder contar lo sucedido y que no hay que lamentar mayores daños salvo un enorme susto.

Eso si, los “profesionales” de la sierra mecánica bien harían haciendo más caso a los consejos de sus responsables de seguridad laboral o algún día habrá que que lamentar una desgracia…

Mujer con suerte