Ramoncín y el anuncio de Trina: el cd original

Con las aguas revueltas en la casa de la SGAE (por el caso abierto tras la Operación Saga) resulta curioso ver a uno de sus más acérrimos paladines (e incluso miembro, hace unos años, de su directiva), Ramoncín, haciendo cachondeo acerca de los derechos de autor en un anuncio televisivo de la marca de refrescos Trina.

¿Autocrítica? ¿Demostración de humor? ¿Una buena paga?

El curioso “robots.txt” de la SGAE

Bien es cierto que la SGAE siempre ha tenido fama de ser unos ladr…. y unos mafi…., no obstante, mirando su propio fichero robots.txt, que este sirve para evitar ser indexado con ciertas urls/palabras por los buscadores como por ejemplo Google, ellos mismos parecen delatarse, especialmente en estos días.

http://www.sgae.es/robots.txt


User-agent: *

Disallow:/portal/

Disallow:/portal/
Disallow:/wp-*

Disallow:/?SGAE=LADRONES=MONOPOLIO
Disallow:/?ladrones
Disallow:/?mafiosos

Disallow:/?
Disallow:/?*
Disallow:/author/
Disallow:/category/
Disallow:/portal/
Disallow:/search/
.......

Supongo que los sitios webs honrados, no necesitan de este tipo de soluciones :)

Cartel en contra de la Ley Sinde

Hay verdades que duelen… pero bien, ¿quien dijo que el objetivo de Cultura fuera tener un país más ‘culto‘? Un país culto es capaz de razonar, darse cuenta de las malas gestiones políticas, de la corrupción, de los conflictos de intereses… y peor aun, ¡leer prensa extranjera! (¡o Wikileaks!)

Solo se puede tolerar todo esto si se pasa religiosamente por caja, previo canon , previa ADSL con precios abusivos (por un servicio peor al de la media europea), etc.

Vía | http://soup.antiheroe.com/post/2484048531/fotografia-que-tome-en-malaga-con-el-telefono

Javier Bardem y el botón mágico: menudo tomate

Parece que cuando te salen los billetes de dolar hasta por las orejas se te empieza a atrofiar el cerebro. Al menos esto parece después de escuchar las argumentaciones de varios de los grandes damnificados por la “no aprobación” de la conocida como Ley Sinde (Alejandro Sanz, Miguel Bosé entre otros figuras).

Habría que hacer una “maratón solidaria” para compensar sus terribles perdidas. Quizá a está maratón solidaria no iría la SGAE a pasar el cepillo.

El último en filosofar sobre el tema ha sido uno de los actores españoles más internacionales del momento. Javier Bardem, el primer actor español que estuvo nominado a un premio Óscar y el primero en ganarlo por su papel en No Country for Old Men (2008). El actor ha aprovechado [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] del periódico El Pais para ilustrarnos sobre los males del P2P, Internet y la cultura del “robar”.

Continue reading “Javier Bardem y el botón mágico: menudo tomate”

La ley Sinde acaba siendo rechazada en el Congreso de los diputados

Por 20 votos a 18 y sin abstenciones. Rechazada a pesar de las triquiñuelas del PSOE para ir demorando la votación e intentar rascar los apoyos que le faltaban para aprobar de extranjis esta polémica ley con la que se esperaba complacer a los grandes lobbies de Hollywood y al gobierno norteamericano.

Ahora veremos cuanto tardan en mover pieza (publicidad demagógica pagada por todos, acciones policiales, jugarretas legales, etc.)… porque está claro que van a luchar hasta la última gota de sangre por lograr enchufarnos, queramos o no, esta más que cuestionable ley que se pondría a Internet (al menos hasta donde llegasen sus alargados dedos) bajo el yugo de un grupo de “expertos” que resultarían parte y juez a la misma vez.

De momento Alejandro Sanz ya ha pasado al ataque y ha calificado de “cobardes e hipócritas” a los políticos españoles por no aprobar la ley Sinde.

¡Pisa fuerte el muchacho!

Más o menos lo mismo que otro que debe pasar hambre, Miguel Bosé. El famoso cantante de “Amante Bandido” ha declarado “que conste mi vergüenza hacia todos aquellos políticos que intentan canjear nuestros derechos contra otros beneficios que nos lesionan profundamente. A ellos vaya mi desprecio.“.

Manda huevos. Su desprecio… que fuerte ¿no? Lo que habrán llorado algunos fans suyos que hayan cometido el “deleznable error” de hacer algo que, ley en mano, no es ningún delito. ¿Si borran lo que se hayan bajado de sus ordenadores les perdonará? Esperemos que si.