El tobogán japonés solo para valientes

Si a un largo y empinado tobogán japonés le sumamos un día de lluvia, tenemos la combinación perfecta.

Perfecta para que un grupo de temerarios adolescentes se deslicen por el tobogán a gran velocidad y vean como la zona de “frenado” resulta absolutamente insuficiente.

Una aventura irresistible para cualquier valiente sediento de emociones (con el añadido de ser gratuitas). Aunque me temo que más de unos pantalones habrán pasado a mejor vida después de un aterrizaje forzoso en este fabuloso tobogán japonés.

La broma del ascensor

¿Imaginas entrar en un ascensor y que de repente se abra el suelo bajo tus pies? Pues los japoneses, que parecen muy aficionados a este tipo de bromas de infarto, lo han llevado a cabo. Nosotros la hemos llamado, simplemente, la broma del ascensor.

Parecía bastante seguro

No creo que el muchacho que protagoniza la siguiente escena sospechara, ni por asomo, que su descenso por un inocente tobogán acuático fuera a suponer asumir riesgo alguno. Y es que, “parecía bastante seguro“, pensaría… pero como podréis comprobar (si le dais al play) la cosa se acabó en “fail“.

Y menos mal que el tobogán se acabó y llegó a la piscina, porque tal y como se podía la cosa no quiero ni pensar como habría acabado el tema… xD

parecia bastante seguro