10 cosas curiosas sobre el sexo que no te haría mal saber

Una lista de 10 curiosidades sobre ese viejo tema que es el sexo y que nunca está de más saber.

  • 1. La sesión típica de sexo dura aproximadamente 15 minutos: de 10 a 12 minutos de juegos previos y entre 3 y 5 minutos de cópula.
  • 2. Los humanos no son los únicos miembros del reino animal que lo hacen sólo por diversión. Los delfines y un tipo de chimpancés llamados ‘bonobo’ también han sido observados realizando prácticas sexuales cuando no están en su ciclo reproductivo.
  • 3. Mientras que la Viagra ha supuesto una solución para la disfunción eréctil (que afecta del 10 al 12 por ciento de los hombres), el problema opuesto –la eyaculación precoz– es más común (entre el 24 y el 27 por ciento). Actualmente se está revisando una droga llamada dapoxetina que puede solucionar este problema.
  • 4. Sube el termostato… los orgasmos pueden ser más intensos en condiciones más calurosas. El grado de vasocongestión, que provoca un enrojecimiento de la piel conocido como “rubor sexual”, es al mismo tiempo más común en temperaturas más elevadas y un indicador de la intensidad del orgasmo.
  • 5. Si una mujer experimenta un orgasmo durante el sexo, tiene más probabilidades de quedarse embarazada, ya que los espasmos orgásmicos en los músculos pélvicos ayudan a mover el esperma a través del conducto vaginal hacia el útero.
  • Continue reading “10 cosas curiosas sobre el sexo que no te haría mal saber”

Una mujer tiene un orgasmo en una atracción de feria (y queda todo debidamente grabado)

A esta chica parece que le gustó muchísimo las instalaciones de este parque de atracciones. Fue sentarse en la silla, ponerse la barra de seguridad y empezar a notar ese cosquilleo que te recorre el espinazo cuando estas apunto de vivir emociones fuertes. Y vaya si las vivió. El cosquilleo en esta ocasión recorrió algo más que su espinazo… Para ella fue una experiencia absolutamente orgásmica.

Su novio, estupefacto ante tanto gozo y sonoro orgasmo, no podía creerse lo que la chica le iba contando… quizá por ese miedo infantil, infundado y propio de los hombres de que su chica le cambiara por una especie de montaña rusa contra lo que difícilmente podría competir :)

Creo que al final de la atracción suplicó a los encargados del parque por un segundo viaje seguido ;)

Seguro que más de uno andará detrás de este modelo de atracción para patentarla y fabricarla en serie… no tengo ninguna duda de que aquí hay un nicho de negocio por explorar…