Usain Bolt se lleva por delante a la chica de las flores [Fail]

Vaya por delante de que no se trata de un vídeo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, sino de la Diamond League de los Bislett Games de Oslo (celebrado en junio de 2012).

Pero igualmente nos da una idea de lo que puede ser tener a este gigante del atletismo delante… sobretodo si viene de recorrer 100 metros en 9.79 segundos.

Y si no que le pregunten a la pobre chica de las flores, que un poco más y se queda empotrada a la pista…

Los 100 metros lisos: desde 1896 hasta el récord olímpico de Usain Bolt

Supongo que todo el mundo ya está al corriente de que el corredor jamaicano Usain Bolt registró recientemente un nuevo récord olímpico en la prueba que todo el mundo considera la más importante entre las carreras de velocidad: los 100 metros lisos. Bolt dejó la mejor marca olímpica en esta prueba en 9.63 segundos, solo a 5 centésimas de su propio récord mundial.

Bien, pero ¿cómo ha sido la evolución de esta popular prueba olímpica desde su recuperación para los Juegos Olímpicos Modernos en 1896 hasta el día de hoy? ¿Cuanta diferencia había entre las marcas logradas por míticos campeones (y algunos plusmarquistas) olímpicos como Carl Lewis, Jesse Owens o Tom Burke?

Si todo esto te interesa, ni que sea lo más mínimo, no te pierdas este vídeo plagado de interesantes infografías en el que te explicarán la evolución de los 100 metros lisos (en el contexto de los juegos olímpicos) con todo lujo de detalles.

Usain Bolt descalificado en la final de los 100 metros

Una salida falsa ha significado la descalificación de Usain Bolt, el hombre más rápido del mundo, de la final de los 100 metros en el Mundial de Daegu.

El triple campeón olímpico y mundial cometió el error de precipitarse en la salida y automáticamente asumió que acababa de quedar descalificado de la competición.

Cabizbajo, Bolt volvía a la linea de salida y recogía la camiseta de la que se había despojado con rabia unos instantes antes. Entonces un enjambre de fotógrafos lo rodeaban en busca de una buena instantánea que ilustrara su fracaso y su decepción.

“¿Buscáis lágrimas? Pues eso no va a suceder”, fue lo único que les respondió.

Más tarde, y según un comunicado de la IAAF, Bolt declaró: “No tengo nada que decir en este momento. Necesito tiempo”.

El final su compatriota compatriota Yohan Blake se llevó la medalla de oro con su mejor registro del año (9.92).