Si puedes leer esto … ¡girame!

Cuando el propietario de este vehículo lo compró, seguro que no se percató del curioso mensaje que había inscrito en la parte posterior , justo debajo de la rueda de recambio. O quizá si lo sabía, quizá el dueño/a del 4×4 es un cachondo de cuidado y pensó que jamas vería esas graciosas palabras en correcta posición. Pero una vez más el destino es más gracioso que ninguno de nosotros, pobres mortales.

Si puedes leer esto, girame