Las 50 fobias más raras

Una fobia es un miedo intenso y desproporcionado ante objetos o situaciones concretas como, por ejemplo, a las cucarachas o a los lugares cerrados (claustrofobia).

También se suele catalogar como fobia un sentimiento de odio o rechazo hacia algo.

Todo el mundo tiene más o menos claras los significados de las fobias más comunes o “populares”, pero existen multitud de fobias, algunas de ellas verdaderamente peculiares.

Aquí os dejamos un listado con las 50 fobias más extrañas:

  • 1. Allodoxafobia Miedo a las opiniones de los demás
  • 2. Apeirofobia Miedo al infinito
  • 3. Araquibutirofobia Miedo a las cáscaras de los cacahuetes
  • 4. Autofobia Miedo a uno mismo
  • 5. Bogifobia Miedo al hombre del saco, el monstruo del armario…
  • 6. Cacofobia Miedo a la gente fea o a la fealdad de uno mismo
  • 7. Caliginefobia Miedo a las chicas guapas
  • 8. Catisofobia Miedo a sentarse
  • 9. Chamainofobia Miedo a Halloween
  • 10. Cipridofobia Miedo a las prostitutas
  • 11. Colpofobia Miedo a los genitales
  • 12. Consecotaleofobia Miedo a los palillos chinos
  • 13. Cromatofobia Miedo a los colores
  • 14. Crometofobia Miedo al dinero
  • 15. Dextrofobia Miedo a los objetos a la derecha del cuerpo
  • 16. Dutchfobia Miedo a alemanes y holandeses
  • 17. Eisoptrofobia Miedo a los espejos
  • 18. Epistemofobia Miedo al saber y al conocimiento
  • 19. Escatofobia Miedo a la materia fecal
  • 20. Ecofobia Miedo al hogar
  • Continue reading “Las 50 fobias más raras”

Simulador artesanal de tetillas de vaca: bebe tu leche de forma más natural

¿Estas cansado del método tan poco natural que tienes que usar para llenar tu tazón de leche cada mañana? ¿Añoras esos tiempos en los que te arremangabas y te ponías a ordeñar tus propias vacas? ¿Te gusta lucir el típico bigotito de nata sobre el labio superior mientras sonríes con expresión alelada?

¡Pues estas de suerte¡

Esos tiempos (que ya solo puedes recrear viendo alguna reposición de Heidi) pueden volver si lo deseas… solo necesitas un brick de leche, un guante de látex, un punzón y un poco de imaginación :)

¡Todo el proceso en cuatro simples pasos que te permitirán adentrarte en un nuevo universo de sabor!