Teatro del bueno: árbitro brasileño simulando una agresión

El reglamento del fútbol deja bien clara la sanción a un jugador que, con la intención de engañar al árbitro, simula una agresión. Y es que como diría el amigo Jose Mourinho, algunos jugadores tienen mucho arte y parecen aficionados al teatro “y del bueno”.

Pero… ¿Qué sucede cuando es el propio colegiado el que, inexplicablemente, simula una agresión tirándose al suelo y echándose las manos a la cara como si hubiese recibido un golpe en el rostro?

A este si se le podría poner la famosa canción esa de “lo tuyo es puro teatro“.

¡Tarjeta roja y a la calle! xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.