Test de estupidez

Lo que muchos pedían a gritos, el test definitivo para la estupidez. Y no, no son necesarios grandes equipos de científicos, ni médicos especializados en el comportamiento o el cerebro humano, ni tan siquiera es necesaria gran capacidad de computo.

Solo una máquina con su cartel informativo y una rendija para introducir un billete de 100€ (en la versión norteamericana sale un pelín más económico, 100$).

Debería haber una en cada parlamento (aunque seguro que entonces la encontraríamos desvalijada cada mañana).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.