Todo lo que sube, baja… y lo que sale, salpica

Hay que ver lo que se lo curran algunos para impresionar a un par de mozas de buen ver. Y es que no hay nada como tener permiso para pilotar y disponer de un avión o avioneta para hacerte el chulo como nadie.

El problema es que hay gente que tiende a marearse con facilidad… y si has desayunado copiosamente y encima empiezas a hacer cabriolas con la avioneta el desastre está servido.

Impresionante la cara de circunstancias de la muchacha de la derecha… ¡una auténtica expresión de OMG!

¡Gracias Xavi por mandarnos este digestivo video!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.