Tomate y patata se quieren. Son diferentes pero se quieren. No hay parejas perfectas al principio. Es una historia de amor con final feliz y sabroso.

Tomate y patata

tomate y patata: una historia de amor