Tora, Muse y una Canon 550D (Gatitos al poder)

Poco menos de un mes ha pasado desde la primera aparición de Tora en este blog. En su debut nos mostraba sus aptitudes futbolísticas (que tampoco serian para tirar cohetes, eh).

Pero es que claro… quien tenga un gatito (en este caso gatita, como ya nos corrigió su dueño en su momento) sabrá lo difícil que es evitar la tentación de sacarle fotos o grabarlo en vídeo. No en vano se dice que forman la base de las necesidades de la nueva pirámide de Internet de Maslow :D

Pero pongámonos al otro lado de la cámara (y nunca mejor dicho). Si bien podemos aceptar que resulta difícil no inmortalizar las juveniles cabriolas de tu querida mascota, igualmente difícil tiene que ser adquirir una Canon 550D, ser una especie de artista renacentista del sonido y la imagen y no correr como un loco a cumplir los deseos de un colega (a grabar a su gatita, no me se entienda mal ¿eh? Que con eso de renacentista…).

Y de fondo Muse, para que la felicidad del nene sea completa (si, los mismos Muse que han puesto musica a la saga Crepúsculo, unos grandes músicos, eso si) :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.