Tranquilos, han llegado los refuerzos de la policía…

No sabemos que delito habrá cometido el tipo del suelo para estar detenido por la policía, pero seguro que después de que le hayan pasado las ruedas del coche patrulla por encima de la planta de los pies no le van a quedar ganar de volver a tener necesidad de recibir servicios policiales

Y aun suerte que no le pilla a la altura del talón…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.