Qué suerte tenemos de vivir en una época en que los adelantos técnicos nos permiten resolver enigmas trascendentales del ser humano. Y uno de estos enigmas o misterios que nos han acompañado desde los tiempos de Marco Polo es como reacciona un culo cuando le impacta una porción de pizza.

Pues ahora, gracias a la tecnología Slow Motion podemos verlo con todo lujo de detalles.