Un simple rotulador (y una imagen a color de un Shiba Inu) sirven a una mente perversa para trollear al destinatario de un paquete.

Eso si, nada nos puede asegurar que realmente no contenga un buen surtido de “trastos a pilas“, ¿no? xD

trolleando un paquete