Un árbitro golpea a un jugador y casi es linchado

En los partidos de divisiones regionales esto debe ser el pan de cada día, pero no deja de sorprender por lo irracional que resulta que unas personas adultas lleguen a las manos (o piernas) por un deporte como es el fútbol.

El siguiente vídeo está tomado de un partido de fútbol en Brasil. El árbitro, tras consultar con su asistente por una jugada dudosa, decide amonestar a uno de los jugadores con tarjeta roja. El muchacho, sintiéndose agraviado por la decisión le reprende airadamente, ante lo que el corpulento árbitro reacciona y se lo saca de encima de un manotazo. Segundos después se daría cuenta de cuan equivocada fue esa decisión…

Lo que sigue es la demostración empírica de por que los árbitros tienen que estar en buena forma física (sobretodo para conseguir huir de linchamientos como el que le tenían preparado esos muchachos asilvestrados).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.