Este niño recibió como regalo por su cumpleaños una tabla de madera para cortar. Una tabla de madera bien envuelta y con un papel donde dice allí podrá cortar su rebozado. ¿Imaginas cual podría ser la reacción del chaval?