Alexánder Chérnikov, el protagonista del siguiente vídeo y un tipo con experiencia en deportes de riesgo, nos demuestra que es posible saltar desde el tejado de un edificio de 15 metros (unos cinco pisos) y, con la sola ayuda de un pequeño montículo de nieve, salir andando como si nada.

En fin, no nos queda más que felicitar al muchacho por esta impresionante proeza, pero habría que recordar encarecidamente a todo el mundo que no es nada aconsejable hacer este tipo de locuras cosas… aunque haya un buen montón de nieve debajo para amortiguar la caída.

El salto se llevó a cabo en la ciudad de Novoaltaisk, indefectiblemente, en Rusia xD