Un truco de magia viril

Un par o tres pelotas y un ciruelo de goma roja son suficientes para que este atrevido mago callejero materialice el pensamiento (o lo que podríamos llamar la “mente sucia”) de todos aquellos a los que ejecuta este truco de magia viril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.