Un vídeo donde las protagonistas son las barras de censura

No sabemos exactamente en que época se empezaron a censurar los contenidos. Imaginamos que ya desde tiempos remotos se ha usado el control de la información con los más diversos motivos (religiosos, morales, políticos, etc).

Hace unos años (o más bien unas décadas) se extendió la costumbre de censurar los desnudos (masculinos y femeninos) con una barra negra opaca sobrepuesta a los genitales (y pechos en las mujeres) para defender a la inocente audiencia de tal atentado a la moral.

Pues bien, parece que, hasta cierto punto, nos hemos desecho de alguno de esos prejuicios sobre el sexo y el cuerpo humano desnudo, pero algunos nostálgicos han encontrado en esas barras de censura la herramienta ideal para hacer una “performance” artística de lo más peculiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.