Los hay que gustan de finiquitar un mal día con una buena copa de whisky.

una copa después de un mal día