No solo la habilidad de la chica para hacer todo ese tipo de trucos y la fuerza del chico para sostenerla en vilo son suficientes para llevar a cabo lo que vemos en el siguiente vídeo. La confianza en uno mismo y en el otro son fundamentales para lanzarse con tanta determinación.