Una foto ante el espejo «con sorpresa»

Andaaaa…. – Le dijo él – Mándame una foto de esa sonrisa tan bonita. ¿Que ahora mismo no puedes? Andaaaa… ¡Porfi!

Y ella, aunque estaba en un momento en que la soledad y la introspección suele ser habitual, le acabó mandando una foto de “su bonita sonrisa”.

Con lo que no contaba era con el “bonito” efecto que iban a crear ese inocente juego de espejos del baño… xD

– ¡Ah! ¿Y decías que estabas pensando en mi…? :O

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.