Una jugadora de poker muy dura de pelar

El poker, especialmente su modalidad Texas hold ‘em, es un juego eminentemente psicológico. Los jugadores hacen lo que sea para enmascarar sus reacciones al descubrir las cartas o al ver el “flop” e intentan derrotar psicológicamente a su adversario…

Mantener la concentración y la sangre fría para hacer los cálculos adecuados es un requisito que con esta jugadora delante parece absolutamente imposible.

¿All-in? ¡Drop!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.