Nela Zisser es una modelo neozelandesa que, paradójicamente, gusta de enfrentarse a todo tipo de retos con la comida (cosas como comerse 12 dónuts en 96 segundos o zamparse un un burrito de un kilo en dos minutos).

Su última proeza también tiene que ver con esas calóricas rosquillas glaseadas con azúcar. Se trata, ni más ni menos, de comerse 50 dónuts (algo que le lleva unos 24 minutos y medio).

Pues eso, unas 9500 calorías de nada, ingeridas en poco menos de media hora… ¡una auténtica barbaridad!

PD: Me pregunto si la chica cenó ese día xD