Unas escaleras mecánicas sin fin

A este hombre (con una cantidad de alcohol en sangre nada despreciable) ha entrado en un peligroso bucle espacio-temporal que le podría tener subiendo escaleras mecánicas toda una eternidad.

Es por eso que no aconsejamos subir escaleras mecánicas cuando se va borracho como una cuba… porque no veas lo que debe cansar ir subiendo y subiendo y no llegar nunca al deseado lugar de reposo (léase lugar donde dormir la mona).

Por suerte unos señores de la ley y el orden se encargarán de encaminarlo de nuevo en el buen sentido.

One Reply to “Unas escaleras mecánicas sin fin”

  1. Lo mejor de todo es el final, el chico de azul saca una espada láser mientras el poli aparta al borracho XDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.