Uno de Eugenio: “El saben aquel que diu… “

Los más jóvenes del lugar quizá no hayan llegado a conocer a uno de los mayores maestros del humor español de todos los tiempos. Su seña de identidad era su semblante serio, imperturbable aun cuando su audiencia podía estar tronchándose de risa. Sus ropas; negras. Y siempre, cerca de su mano, un cigarro y un vodka con naranja.
Eugenio nos dejaba en el 2001, pero nos dejo como legado un sinfín de chistes geniales e incontables horas de carcajadas.

Y como muestra, un botón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.