Unos peatones con mucha suerte

Un grupo de peatones cruzaba un paso de cebra cuando se produjo un brutal accidente entre un Mazda y una furgoneta Peugeot. A causa del impacto uno de los vehículos sale girando sobre si misma como una peonza y acaba encima de la acera… pero por puro milagro ninguno de los peatones sale dañado de gravedad.

Especial fortuna tuvo una de las chicas que cruzaba la calle. Tal y como se puede ver en el vídeo los giros de la furgoneta hicieron que tan solo la rozara.

Por lo que a los vehículos se trata, el conductor de la furgoneta pudo salir por su propio pie tras el accidente. Desconocemos los daños que sufriría el conductor del Mazda, aunque parece que debió ser el que llevó la peor parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.