Memorable escena en la que el humorista y cantante estadounidense Weird Al realiza un videobomb a la también cantante Gwen Stefani durante la ceremonia de los premios Grammy del 2015.