Ver a un MiG-29 haciendo un vuelo rasante es algo que no sucede cada día.