Este simpático zorro, no tiene claro que está pasando, pero los instintos son los que mandan.